Whastapp
996209786

El Modelo

Cualquier proceso de desarrollo, transformación o cambio requiere un modelo guía. Esto hará posible que todos los involucrados estén alineados, ordenados y se orienten a la colaboración.

En el centro siempre está el PROPÓSITO, es decir, qué queremos lograr, cómo lo queremos lograr y para qué. El principal impulsor o detractor del PROPÓSITO es la CULTURA, por ello, alinearlos es el mayor desafío.

Es limitante pensar en CULTURA en términos de comportamiento individual (PERSONAS), sin una estructura organizativa adecuada (ORGANIZACIÓN) y, sin enlaces colaborativos claves (EQUIPOS). Incluir los PROCESOS y la TECNOLOGÍA en el modelo de transformación cultural, completan las variables que estamos obligados a gestionar.

Las personas, familias, empresas no pueden desarrollar bien sin un propósito claro y sin un buen alineamiento con la cultura. Identificar las brechas para un buen plan de transformación que se revise de manera ágil y constante, nos llevará a los cambios que deseamos y necesitamos, hoy más que nunca.